7 oct. 2008

¿Qué es una regresión?

Varios lectores me han escrito pidiendo información sobre regresiones y considero que es un aspecto muy interesante que amerita análisis.


En primer lugar entendamos lo que es una regresión. Partiendo de la premisa que somos parte integral de un ente multidimensional cuya existencia es eterna y múltiple, entonces esto quiere decir que cada uno de nosotros, potencialmente, tenemos la capacidad de "recordar" o "reconocer" distintos aspectos de esa existencia de nuestro propio ser.
O sea, que somos mucho más que nuestros cuerpos físicos y que existimos en muchas otras dimensiones y realidades.





El término"regresión" denota una relación directa con el concepto de "vidas pasadas", por ende la necesidad de remontarse al pasado para explorar o lograr acceso a ese conocimiento. Yo difiero un poco con este punto de vista en que no creo que nuestra existencia multidimensional sea un fenómeno de tiempo y espacio lineal como lo entendemos en esta vida.

Para mí no existe el pasado ni el futuro, sólo el presente, y dentro de ese marco de referencia no hay cabida para la interpretación de "vidas pasadas". Yo prefiero la interpretación de "existencias simultáneas" que se interrelacionan de forma tal que todas se afectan entre sí.


El proceso para entrar en una regresión es mediante una meditación guiada o hipnosis. Lo que se busca es alterar las ondas cerebrales para alcanzar el nivel de consciencia en el cual es posible lograr la visualización. Es similar al sueño. Para poder soñar nuestro cerebro TIENE que estar emitiendo ciertas ondas cerebrales. El relajamiento del cuerpo es muy importante pero, por lo general, la persona puede permanecer consciente/despierta durante toda la sesión de regresión.


Yo tiendo a ser sumamente práctica y por lo tanto recomiendo que cualquier persona que busque someterse a una regresión debe tener un asunto o pregunta claramente definida sobre lo que quiere recibir más información o comprensión. Por ejemplo, la primera vez que me sometí a una regresión fue con la intención de entender la dinámica de una relación amorosa en que me encontraba. De esa manera me resultó fácil asociar la "vida" que experimenté con esa relación específica.


La regresión en sí es relativamente simple. Una vez se logra el estado de relajamiento necesario, la persona que induce la regresión va formulando preguntas que se contestan rápidamente y sin analizar las respuestas. No he conocido nunca a alguien que después de una regresión no me diga que: "fue todo producto de mi imaginación, me inventé todo lo que respondí". Por supuesto que sí. ¡Eso precisamente es lo que se busca! La diferencia está en que nuestra INTENCIÓN permite a la imaginación entablar una conexión directa con el subconsciente. Los relatos de experiencias que generan las regresiones SIEMPRE afectan a la persona a nivel emocional de manera transformadora.


Permítanme regresar a mi propio ejemplo a modo de ilustración. Mi regresión me llevó a una ciudad costera en Italia durante el siglo XVII. Vi a una joven de familia caudalada encontrándose en secreto con un joven humilde a punto de partir en un barco para ir en busca de fortuna. La joven queda emocionalmente destruida. El resto de su vida no hace mas que sufrir por la pérdida de ese amor y pasa gran parte de su tiempo mirando hacia el mar añorando su regreso. Él regresa, ya hombre maduro, pero el reencuentro ocurre cuando ella se encuentra en su lecho de muerte.

Este relato, aparentemente común y simple, tuvo un efecto desgarrador en mi. Pasé toda la regresión llorando de manera descontrolada y luego me tomó un par de días superar la sensación de total depresión, agobio y resquebrajamiento emocional. Yo también reaccioné inmediatamente después de la sesión diciendo que había sido todo producto de mi imaginación. Lo que no podía explicar en base a "simplemente mi imaginación superactiva" era por qué me había afectado tanto.


¿Me ayudó la experiencia? Sí. El hombre en cuestión y yo estábamos constantemente despidiéndonos porque las circunstancias nunca nos permitían pasar mucho tiempo juntos. Yo estaba siempre diciéndole adiós y viéndolo partir en sus grandes aventuras por auto o avión. Después de recuperarme de la macurca emocional que produjo la regresión, pude analizar con el desprendimiento necesario que tenía que aprender a aceptar sus ausencias sin permitir que me consumieran y desmoronaran emocionalmente. Me di cuenta que lo que me impactó profundamente durante la regresión fue ver la manera en que la mujer permitió que su amor perdido destruyera su vida, que le robara de toda motivación en esa existencia.


Lo magia radica en que a partir del momento que ENTENDÍ la lección de la regresión comencé inmediatamente a reaccionar de forma diferente en mi relación. A la larga nos despedimos definitivamente, sin que me afectara emocionalmente, y continué muy feliz con mi vida. No me cabe la menor duda que sin la experiencia de la regresión mi resolución en esta relación habría tomado mucho más tiempo y pesar.

En definitiva lo importante no es si en "realidad" viví o no en una ciudad costera en Italia en el siglo XVII.

Los detalles del relato son inconsecuentes. La clave está en que fue ESE, y no cualquier otro, el relato que me entregó mi imaginación/subconsciente cuando me propuse encontrar la solución al dilema de mi relación. El proceso fue catalizador para mi en ESOS MOMENTOS. Ese es el valor y función que desempeña en nuestra psiques cualquier experiencia de regresión.


Extraido de esta web

© María del Carmen Siccardi ( Todos los derechos reservados por el autor )
Preguntas, comentarios o referencias: siccardi@mnsinc.com

0 comentarios: